Guardamotor Siemens Sirius Classic

Guardamotor Siemens Sirius Classic

Los interruptores automáticos de caja moldeada 3RV10 y 3RV13 de hasta 800 A son interruptores automáticos limitadores de corriente que se pueden utilizar especialmente en derivaciones a motor con tensiones especiales de 440 V, 480 V, 550 V y 690 V. Se utilizan para maniobrar y proteger motores trifásicos y otros consumidores con intensidades asignadas de hasta 800 A.

Comparar

Los interruptores automáticos de caja moldeada 3RV10 y 3RV13 de hasta 800 A son interruptores automáticos limitadores de corriente que se pueden utilizar especialmente en derivaciones a motor con tensiones especiales de 440 V, 480 V, 550 V y 690 V. Se utilizan para maniobrar y proteger motores trifásicos y otros consumidores con intensidades asignadas de hasta 800 A.

Para la vigilancia de fusibles se emplea el interruptor 3RV10 de tamaño S00. A cada fusible le es conectado en paralelo una vía de corriente del interruptor. En el caso de que falle un fusible, la corriente fluye a través de la vía de corriente conectada en paralelo del interruptor, provocando el disparo del mismo.

El 3RV10 debe equiparse con un contacto auxiliar, transversal o lateral (accesorios), que avise del disparo del interruptor y, por tanto, de la caída del fusible, o bien, que ocasione la desconexión omnipolar del circuito perturbado mediante el correspondiente aparato de control.
Medidas de seguridad

En la vigilancia de aquellos fusibles que sirvan para desconectar, se habrá de colocar un aviso en la cercanía inmediata de los mismos, de que puede llegar tensión a la Descripción zona supuestamente desconectada, aún estando quitado el fusible, a través del circuito conectado en paralelo del dispositivo de vigilancia, siempre que no se desconecte el dispositivo de vigilancia. Recomendamos el siguiente texto para el aviso:

El interruptor automático para vigilancia de fusibles 3RV10 es apropiado para las siguientes tensiones: c.a. 50/60 Hz de 24 V hasta 690 V. En caso de tensión continua es necesario consultarnos. Una vigilancia de fusibles con el interruptor 3RV10 no es admisibles en aquellas derivaciones con puntos de impotencia en los que, en el caso de un fallo, pueda presentarse una alimentación de retorno de corriente continua con valores superiores a éstos. Con cables paralelos y redes de mallas sólo se producirá el disparo y el aviso cuando la diferencia de tensiones en el interruptor ascienda como mínimo a 24 V.
Conexión de corriente continua

Los interruptores automáticos 3RV1 para corriente alterna son también adecuados para la conexión de corriente continua. Para ello, no obstante, se ha de tener en cuenta máxima tensión continua permitida por cada vía de corriente. Con tensiones más alta será necesaria una conexión en serie de 2 ó 3 vías de corriente. Los valores de excitación de los disparadores por sobrecarga permanecen inmutables, los valores de excitación de los disparadores por cortocircuito se elevan con la corriente continua en aprox. un 30%.

Los disparadores de cortocircuito de los interruptores automáticos 3RV1 separan de la red la derivación defectuosa del consumidor en caso de cortocircuito evitando con ello otros daños.

Con un poder de corte en cortocircuito de 50 kA o bien 100 kA, con una tensión de c.a. 400 V, los interruptores están prácticamente a prueba de cortocircuito con esta tensión, ya que intensidades mayores de cortocircuito en el lugar de montaje de los interruptores no son probables.

Los fusibles preconectados son sólo necesarios, cuando la intensidad de cortocircuito en el lugar de montaje supere el poder asignado de corte último en cortocircuito de los interruptores. Para el poder de corte en cortocircuito con otras tensiones y para el tamaño del fusible eventualmente necesario.
Protección de motor

Las curvas características de disparo de los interruptores automáticos 3RV1 están diseñadas fundamentalmente para la protección de motores trifásicos. Por ello, estos interruptores son también denominados interruptores de protección de motor.

La intensidad del motor a proteger se ajusta en la escala de ajuste. El disparador de cortocircuito viene instalado de fábrica en un valor 12 veces mayor que el de la intensidad asignada del interruptor.

Gracias a ello se obtiene una aceleración a plena marcha Descripción sin dificultades y una protección segura del motor.

La sensibilidad al fallo de fase del interruptor garantiza que, en caso de caída de una fase, y con la consiguiente sobreintensidad ocasionada por ello en las otras fases, el interruptor será disparado a tiempo.

Los interruptores con disparadores de sobrecarga térmicos vienen diseñadas por lo general en la clase de disparo 10 (CLASE 10). Los interruptores de los tamaños S2 y S3, sin embargo, se puede adquirir también en la clase de disparo 20 (CLASE 20) y posibilitan con ello el arranque de motores bajo duras condiciones.
Protección de distribuciones

Los interruptores 3RV1 para la protección de motor son también apropiados para la protección de distribuciones. Para evitar disparos prematuros por la sensibilidad al fallo de fase, se han de cargar siempre homogéneamente las tres vías de corriente.

Reviews

There are no reviews yet.

Be the first to review “Guardamotor Siemens Sirius Classic”

0

TOP

X